La dietética del entrenamiento

By Marion - OVERSTIM.s

Durante una prueba, es perfectamente lógico y razonable llevar una dieta adaptada al esfuerzo y la recuperación, dada la importancia de estas dos fases. En cambio, en la creencia de que la etapa del entrenamiento está principalmente dedicada a la preparación física propiamente dicha, al material y al estado mental, es mucho más habitual dejar de lado la dietética de este periodo y no preocuparse demasiado por la calidad de la nutrición.

¿Por qué adoptar una estrategia nutricional durante el entrenamiento?

La dietética del entrenamiento tiene gran importancia, no solo para preparar el organismo para una prueba, sino sobre todo para mantenerlo en forma durante este periodo y encadenar mejor las sesiones. Un entrenamiento en toda regla debe preparar al deportista para los esfuerzos intensos de la prueba, pero también debe mejorar su capacidad personal para aumentar regularmente su rendimiento.

Sin embargo, el entrenamiento se desaprovecha con mucha frecuencia. El entrenamiento intensivo está sometido a las mismas limitaciones que una prueba, es decir, fuerte deshidratación, pérdida de minerales a menudo importante, desgaste muscular y consumo más o menos elevado de glucógeno, que puede ser considerable desde el principio del entrenamiento.

Son riesgos que muchos deportistas pasan por alto por creer que entrenar consiste básicamente en «curtirse». Como resultado, se estancan y acumulan cansancio, lo que conlleva baches más o menos reiterados a lo largo de la temporada.

¿Qué producto para el esfuerzo es mejor tomar antes de un entrenamiento?

Sea cual sea el deporte que se practique, SPORDEJ es muy eficaz durante el desayuno o como tentempié antes de entrenar para obtener una energía de arranque productiva. Además de hidratar el organismo antes de la salida, aporta una energía rápidamente utilizable y muy digerible. Para que el entrenamiento desempeñe su función constructiva, es indispensable respetar las reglas de la hidratación, es decir, beber regularmente en pequeñas cantidades (5 a 10 cl) desde los primeros minutos.

¿Y durante el entrenamiento?

Durante un entrenamiento, la primera opción deben ser las bebidas energéticas. Obviamente, la bebida que se elija determinará la calidad del trabajo muscular y la capacidad para sostener esfuerzos cada vez más intensos. HYDRIXIR ANTIOXIDANTE, en sus diferentes presentaciones, constituye el combustible óptimo para un entrenamiento de calidad.

Según la duración de las sesiones, la hidratación puede reforzarse con complementos energéticos, como el Gel antioxidante y las barritas energéticas.

¡Ni te imaginas cómo puede mejorar en general la temporada deportiva con el entrenamiento adecuado!

¿Qué tomar durante la fase de entrenamiento intensivo?

La fase de entrenamiento denominada «intensiva» puede darse entre 2 y 4 veces al año, en periodos que van de 3 semanas a 2 meses como máximo. Durante esta fase, el deportista demanda al organismo un esfuerzo considerable y puede experimentar una acumulación de cansancio e incluso caer en el síndrome de «sobreentrenamiento». Para superar estos periodos es posible recurrir como ayuda a complementos como el Programa bienestar.

 

ad97cfda26ef3d5ffc5f40f5d9fb1ee3||||||||||||||||||||||||